El otro día escribía en twitter sobre la línea Sama-Velilla. La línea de Alta Tensión, una autopista que uniría la localidad asturiana de Sama de Langreo con la palentina de Velilla del Río Carrión destrozaría el norte de León, una de las zonas más despobladas de España. León y su montaña vive un proceso de inexorable decadencia: cierre de minas, construcción de pantanos. ¿Y ahora? Quizá la única esperanza que teníamos era que nuestra maravillosa tierra viviera del turismo rural (naturaleza, cultura, deportes de invierno, senderismo, rafting o alpinismo) pero si se construye la línea de alta tensión eso será inviable. Nadie querrá pasar un fin de semana aquí.

Uno de los aspectos más lamentables es la actitud del PSOE asturiano (el PSOE leonés la rechaza). Gran parte de nuestros vecinos -para algunos nuestros hermanos- están siendo completamente insolidarios con una zona con la que comparten tantas cosas en común (las montañas unen más que separan, decía mi abuela). Curiosamente, los socialistas de la parte asturiana que atraviesa la línea están también en contra. Pero perderán ante el absoluto poder de Areces.

Abelius lo explica perfectamente. Y La zorrera también.

Anuncios