Reunión a título personal: Estamos ante una frase hecha, apropiada para un personaje de novela de medio pelo. Pues es lo que tratan de vendernos ciertos gurús (sí, ése es el nombre que la Red, no yo, les ha otorgado) que se entrevistan habitualmente con políticos y autoridades para, supuestamente, defender los Derechos fundamentales de Internet. De hecho si se busca en Google dicho término, pronto aparecen Encinar, Dans o mis admirados Microsiervos. Expondré simplemente tres argumentos:

En primer lugar creo que las reuniones a título personal se realizan en cafeterías, hoteles o casas particulares para evitar suspicacias, no en sedes de determinados organismos. En segundo lugar, éstas -como su propio nombre indica- son personales, es decir, individuales. Por último, las reuniones personales ni se tuitean ni se bloguean, es una falta de respeto con tu interlocutor.

Me parece que esta gente, que dice constantemente eso de no representar a nadie, no sabe ni representarse a sí misma.

Anuncios